Compartir

Bajo estrictas medidas de seguridad se realizó primer juramento de Abogados y Abogadas en la corte de apelaciones de Temuco

Bajo estrictas medidas de seguridad se realizó primer juramento de Abogados y Abogadas en la corte de apelaciones de Temuco

Por primera vez desde 1944, un grupo de 12 hombres y mujeres egresados en su mayoría de universidades de la Región de La Araucanía juraron como nuevos abogados desde la Corte de Apelaciones de Temuco, conectados a través de videoconferencia con la Corte Suprema, en donde se encontraban el presidente Guillermo Silva y el secretario Jorge Sáez.

Los postulantes llegaron la mañana de hoy -viernes 15 de mayo- al tribunal de alzada para participar de la inédita instancia, recibiendo la bienvenida del presidente del tribunal de alzada, Carlos Gutiérrez Zavala y el secretario German Varas Cicarelli. La ceremonia se encontraba suspendida desde mediados de marzo debido a la alerta sanitaria.

Bajo estrictas medidas de seguridad ante la crisis sanitaria, los licenciados debieron someterse a control de temperatura corporal al ingreso al edificio, portar mascarilla durante toda la ceremonia. Se dispuso además de alcohol gel para lavado de manos y se ubicaron las sillas con distancia social. Asimismo, no pudieron ingresar con acompañantes para evitar el riesgo de contagios de coronavirus.

A su debido turno y antecedidos por los postulantes de la región Metropolitana y de las Cortes de Apelaciones de Valparaíso, Chillán y Concepción, fue el turno de los juramentados desde Temuco, quienes con un estruendoso «sí, juro», se convirtieron en nuevos profesionales del Derecho.

Luego del cierre de la transmisión oficial, el presidente Gutiérrez dirigió un emotivo discurso a los juristas, en el que relevó la significancia de este hecho en el marco de la actual contingencia.

«Al titularse como abogadas y abogados, se le ha investido en esta significativa e histórica ceremonia para esta Corte de Apelaciones, un valioso instrumento que, al igual que el Derecho, como creación cultural, puede ser empleado como elemento de civilización, de liberación, de evolución, de crecimiento, de pacificación y cohesión social; o de opresión, de estancamiento, regresión o de conflictividad y estratificación artificial, generada con mezquinos propósitos individualistas. Dependerá de ustedes nuevas abogadas y nuevos abogados, el uso que de este poderoso instrumento realicen. Recuerden siempre el juramento que han prestado”.

Y agregó: “Nosotros los instamos a ponerlo al servicio de la comunidad en la que se inserten, sea cual sea el área o rama del derecho a la que se dediquen, conflictos de familia, laborales, penales, civiles, ambientales, empresariales o comerciales y también porque no en la judicatura, priorizando siempre los acuerdos, conciliaciones, o transacciones entre las partes en litigio, ya que la solución que de allí surja, tendrá mayor garantía de cumplimiento voluntario y percepción de justicia. Si así lo hacen, les aseguro serán reconocidos por su entorno como mujeres y hombres probos, justos, necesarios e imprescindibles, y por todos nosotros, que formamos la judicatura, como rectos y vitales colaboradoras y colaboradores en la noble tarea de administrar justicia de adjudicar derechos», expresó.

Concluida la actividad los jóvenes se tomaron selfies para el recuerdo, saliendo posteriormente del edificio donde eran esperados por familiares y amigos quienes los felicitaron por el gran logro alcanzado.

«Para mí es súper emocionante haber jurado aquí, porque esperé durante mucho tiempo que llegara este día, mejor aún poder hacerlo en mi comuna y región, donde yo me crie, es emocionante y una muy linda experiencia, compartir con los ministros y con los funcionarios que conocí en la Corte”, comentó la nueva abogada Micaela Grassau.

«Este es un juramento bastante insólito e inusual, realizado bajo circunstancia extraordinaria, dando cumplimiento a todo lo dispuesto por la Corte Suprema y la Corte de Apelaciones,  como es el uso de mascarillas y el  distanciamiento social. Juramos en medio de una crisis social y a pesar de ello, este es un hecho histórico. Yo nací y estudie en Temuco y para mí fue muy cómodo jurar aquí», afirmó el titulado Juan Carlos Pincheira.

Sebastián San Martín, agregó que “me siento  feliz por haber logrado este hito en mi vida, en las circunstancias  en la que estamos, es  increíble que se hayan podido realizar las ceremonias de juramento a nivel nacional, que  nos permitió a todos aquellos que teníamos la calidad de licenciados, prestar juramento desde regiones”, puntualizó.

Dejar un Comentario